Si hay un nutriente vital durante el embarazo, esos son los omega-3 de pescado (DHA y EPA). Son importantes por muchas razones, pero sobre todo para el correcto desarrollo del cerebro del bebé.

Via sachablackburne.blogspot.com

Via sachablackburne.blogspot.com

Las necesidades de omega-3 de pescado (también llamados “de cadena larga”) son especialmente altas durante el último trimestre de la gestación. ¿La razón? ¡Las neuronas del bebé se forman al prodigioso ritmo de 250.000 por minuto en ese periodo!

Si estás embarazada y no consumes suficientes omega-3 de cadena larga, el cerebro de tu bebé tendrá problemas para atender las demandas que exige su desarrollo, y sus futuras capacidades intelectuales, conductuales y visuales pueden verse comprometidas.

Además, se ha comprobado que un déficit de DHA en el embarazo aumenta el riesgo de parto prematuro, preeclampsia y bajo peso al nacer.

Los beneficios de los omega-3 de pescado continúan tras el parto, tanto para el bebé si toma pecho, porque su cerebro sigue desarrollándose muy rápidamente, como para la madre, reduciendo el riesgo de depresión post-parto.

Para atender todas esas demandas, las autoridades sanitarias recomiendan a las embarazadas consumir al menos 200 mg de omega-3 de pescado al día. Como el consumo habitual de pescado puede no aportar las cantidades suficientes, los expertos aconsejan aportes extra de esos beneficiosos ácidos grasos.

¿Cómo puede la embarazada asegurarse esos omega-3 que su bebé y su propia salud necesitan?

Una de las formas más seguras y sencillas es incluir en la dieta alimentos funcionales con Vidalim.

Totalmente libres de metales pesados (especialmente tóxicos para el feto), los omega-3 de Vidalim, están además protegidos de la oxidación con antioxidantes de romero, un detalle trascendental que asegura que esos ácidos grasos produzcan todos los beneficios que se espera de ellos.

Los productos con Vidalim han sido desarrollados conjuntamente con el Departamento de Ciencias de la Alimentación de la Universidad Autónoma de Madrid. Con una seguridad y eficacia comprobadas en numerosos estudios científicos, los productos con Vidalim son seguramente uno de los productos alimentarios más investigados de Europa.