Las famosas grasas Trans siguen arrasando con todo lo que tocan. Mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, hipertensión, diabetes, obesidad… y ahora deterioro cognitivo.

Via proexpansion.com

Via proexpansion.com

Según un estudio de la Universidad de California-San Diego (EE.UU.) el consumo elevado de estos ácidos grasos trans, utilizados habitualmente en los alimentos procesados para mejorar su sabor, textura y duración, causa un deterioro de las funciones relacionadas con la memoria en hombres de 45 años o menos. El estudio se publica en «PLoS ONE».

“Mientras que las grasas trans aumentan la vida útil de los alimentos, reducen la vida de las personas”, dice Beatrice Golomb, autora principal del estudio.

Tras el estudio, La FDA (Autoridad sanitaria en EE.UU.) ha dado de plazo a la industria de 3 años, para eliminar los alimentos con grasas trans del mercado. Y no sólo eso, nos aconsejan desde allí, que Europa debería tomar las mismas medidas.

Y es que a diferencia de cualquier otra grasa, las grasas trans, en cualquier cantidad son horribles para la salud, porque el cuerpo no las comprende y no sabe asimilarlas.

Por el contrario, los Omega-3 presentes en Vidalim ayudan a disipar la niebla mental y a pensar con claridad.

Varios estudios han comprobado que las dietas ricas en este tipo de Omega-3 disminuyen el riesgo de depresión y demencia y ayudan a mejorar la memoria, sobre todo en personas que van cumpliendo años.

Así que si se trata de cuidar tu memoria, elige las grasas correctas.

Elige Vidalim.

Para más información sobre el estudio, ver la noticia aquí