Es raro el día en que no escuchemos a alguien decir que está perdiendo memoria.

Según el Dr. Neil Martin, reputado neurólogo del Centro Médico de la Universidad de California, la dieta tiene mucho que ver. “Los ácidos omega-3 de pescado son esenciales para la salud y la función cerebral, entre otras cosas por su capacidad para eliminar del cerebro proteínas tóxicas que se acumulan en pacientes con patologías asociadas a la pérdida de memoria, como el Alzheimer. En general, hoy existe un enorme interés por lo que llamamos micronutrientes, porque sabemos que algunos de ellos ayudan a la regeneración de las neuronas”. Estos tres están siendo estudiados especialmente:

memoria

  • Los ácidos grasos omega-3 de cadena larga (presentes en el pescado suplementos y alimentos funcionales con omega-3 de pescado), en especial el DHA. Un estudio de hace pocas semanas demostraba que personas con déficits de memoria mejoraban su capacidad de recuerdo al cabo de seis meses de tratamiento con dichos ácidos grasos.
  • El café, sobre todo por su contenido en cafeína, que actúa como estimulante del sistema nervioso central, la memoria y la capacidad de alerta.
  • El chocolate, por su riqueza en flavonoides, en especial la epicatequina, antioxidante que ha demostrado capacidad para mejorar la circulación, proteger el corazón y mejorar la memoria, tanto en animales como en humanos.